viernes, 30 de marzo de 2012

Ataque final II parte









Caminamos todo el día… atravesamos glaciares y peligrosas grietas en condiciones horripilantes. Las condiciones empeoraron ya que empezó a hacer mucho calor y se dieron situaciones inusuales en la Patagonia. Atravesamos una mortal avalancha y surcamos rimayas complicadas por la inestabilidad de la nieve y el hielo. La suerte me acompaño cuando, superando un resalte en el glaciar en el borde de la rimaya, 2 grandes piedras del tamaño de un televisor se desmoronaron y caí junto a ellas hacia el interior de la grieta maldita del glaciar. Sin mas consecuencias que un golpe en la pantorilla, que dejó mucho dolor y un poco de sangre, me recuperé y salí feliz de por tanta suerte de haber quedado encajado y no caer a lo profundo.Seguimos y llegada la noche vivaqueamos a unas 2-3hs del pié de vía en una zona protegida de las descargas de piedras y nieve que nos acompañaron durante todo el día y que siguieron de noche con menos frecuencia.
Ahora por fin un rato de descanso y comida liofilizada para reponer fuerzas.
Al otro día nos levantamos un poco tarde (para los horarios de la escalada patagónica). La mañana se presentó buena y fría. Salgo adelante abriendo camino entre las grietas que se encuentran abiertas y en condiciones favorables para cruzar lo poco que nos queda de glaciar que nos ocupó casi 3hs. La rimaya (muro vertical de hielo que separa la roca del glaciar) estaba complicada de pasar con un solo 1 piolet, (reducimos el peso al máx.)donde con un poco de acrobacia y audacia logro pasar. 50m más arriba ya estoy sobre la roca!! Ahora puedo poner un buen Camalot y aseguro a los compañeros que pasan la rimaya sin problemas pero con gran esfuerzo ya que no llevan piolets sino un bastón cada uno. A las 10 de la mañana ya estábamos escalando en roca y con cierta seguridad, protegidos de las avalanchas y desprendimientos que nos acosaron durante casi día y medio en la aproximación.
La vía de increíble calidad de roca, dibujada en diedros perfectos de dimensiones extraordinarias, nos maravillan y asustan. Al principio 2 largos de roca no tan buena y a partir del tercer largo, perfecto e interminable, empieza el primer diedro de unos 350m y que conecta con el segundo de dimensiones y calidad similares. Los largos son buenísimos y la roca inmejorable. La dificultad sostenida y ningún largo excepto los 2 primeros y 2 los últimos bajan su nivel. Esto es un paraíso lleno de fisuras de dedos perfectas y empotres de manos tallados por los milenios en marco de naturaleza salvaje e imponente. Los seguros entran muy bien en este granito, pero la regularidad de las fisuras, la misma medida por muchos metros, no permite colocar muchas piezas... No se pueden llevar 8 números repetidos!! Osea que los alejes predominan. (Además llevábamos solo un juego de cams y uno de aliens, repitiendo el cam#1).
Este día escalamos sin parar hasta las 4 am con lo que llegamos al vivac del largo 17 donde pasamos una corta pero relativamente buena noche. Yo me sentía un poco disconforme con el tiempo empleado para llegar hasta el vivac, aún así estaba contento de que todo fuera bien. Me preocupaba que una de las cuerdas estuviera dañada justo en el medio, semi cortada por un rozamiento en un filo, lo cual dificultaría el descenso, pero por ahora faltaba llegar a al cumbre. Este problema, también nos condicionaba a la hora de hacer una evacuación o escape de la vía.
A la mañana siguiente sobre las 10am escalo el largo 18, Guillermo alterna largos conmigo. Sabemos que estamos cerca de la cumbre pero no sabemos cuanto. 4 largos mas arriba tuve el privilegio de gritar cumbre!
Desde lo alto del Pilar, la vista es hermosa y la sensación de estar flotando por encima de los glaciares y lagos es una experiencia única, propia de este magnifico lugar…
Nos reunimos todos en la cumbre a festejar por un momento el fruto de tanto esfuerzo.
Por fortuna teníamos una radio con la que nos comunicamos con Chaltén para confirmar si el tiempo seguiría bueno, y la buena noticia de que quedaba otro día más, nos relajó por lo que decidimos vivaquear en el hombro del Fitz Roy para bajar al otro día con tranquilidad y horario de sobra para encontrar la buena línea de rápeles que no conocía. Esto me mantenía en tensión y preocupación, puesto que de esto depende el tener una buena y segura bajada. Esa noche pasamos bastante frío, me sorprendió la velocidad con la que la temperatura descendió, ya que pasamos de 15º a -6º en menos de una hora.
Otro amanecer, el 3ro. desde que salimos de abajo. Me levanto en cuanto veo el primer rayo de sol que roza el filo del hombro. Hace bastante frío y cuesta ponerse en marcha. Cojo mi piolet y me pongo a cavar un pasaje, hacia la línea del primer rápel, que ya tenía localizado cuando hice cumbre. Son 2 excéntricos bien colocados con pinta de fiables y seguros. El pasaje que tallé en la seta de hielo que había sobre la pared, limitando el acceso al rápel, abierto ahora a golpe de piolet, nos abría el camino de salida de la pared, pero también podía convertirse en un viaje sin retorno hacia mas de 1000m de caída libre, con dos o tres pasos de plano inclinado verglásico (fina capa de hielo sobre la roca) que si salen mal te cuestan la vida.
Monto el rápel y a correr por la paredes. Bajamos sin muchos problemas; solamente tuve que remontar unos metros en uno de los rápeles que confundo con unos trozos de cuerda cortados y empotrados en la pared que me distraen la línea y me hacen quedar colgado en el final de cuerda en una situación levemente comprometida. Recojo los restos para que no se confunda otro escalador.Hago efectiva la promesa hecha a la montaña de que si nos dejaba salir tranquilos la limpiaríamos. El resultado fue que bajamos 5kg de restos de cuerdas y cordinos en mal estado. Aprovechado el tiempo sobrante, reciclé algunos rápeles que necesitaban atención y cuidado.
7hs más tarde, acabados los rápeles, recuperábamos el material depositado en el primer vivac para continuar bajando por los ahora aterrorizantes canales de hielo y nieve que, con el calor acaecido, tomaron condiciones penosas y verdaderamente peligrosas. En estos tramos, mi compañera me insiste en utilizar la cuerda para encordarse. Yo lo dudo, pero hago caso de su insistencia e intuición. Nunca pudo ser más acertada la decisión ya que D´anchú tuvo una caída que nos arrastró unos 10m por la plancha de hielo. Afortunadamente puede detener a todos, clavando mi piolet, de manera instintiva y con cierta frialdad. Una vez superado el episodio tomo conciencia de lo sucedido y, aunque bromeo a mis compañeros agradeciéndoles por hacerme practicar auto-detenciones en glaciar, no puedo evitar sentir un escalofrío recorriendo mi espalda.
Seguimos con más cuidado, más abajo nos desencordamos, caminamos sobre finas placas con ríos de agua pasando debajo, puentes peligroso que no siempre aguantan. Me desfondo hasta la cintura en un de ellos, salgo y sigo. Quiero salir cuanto antes de este laberinto horroroso. El calor es demasiado así que en la parte plana del glaciar norte tomamos un descanso. Esperamos a que entre la sombra y baje un poco la temperatura ya que las condiciones para cruzar, son muy inseguras y casi impracticables.
El paso por el glaciar está ahora totalmente cambiado. 3 grandes avalanchas han caído y han modificado todo. Una de ellas, la que cayo desde la Mermoz, tiene unos 100m de ancho, 50m de alto y unos 300m de fondo. Es increíble lo que ha caído!! …Y pensar que pasamos por debajo hace 3 días. La otra grande, que vimos caer cuando rapelábamos, era más de piedras con restos de hielo y barro, lo que la hacía más complicada de superar. Finalmente pasamos con algún que otro sobresalto, ya que cuando estábamos cruzando, sentimos que algo empezaba a cae!!!… nos miramos y salimos corriendo… por suerte no cayo hacia nuestro lado y se detuvo en algún lugar mas arriba de nuestra posición.
Seguimos adelante y, casi en el mismo lugar en el que a la ida me caí, un trozo de rimaya de unos 2x2m se me desmorona cuando estoy encima. Instintivamente doy un salto y llego al borde que resta firme y sin consecuencias… Me fui del lugar con la velocidad del rayo aunque no pude evitar mirar hacia donde había caído el trozo de hielo… Aunque ya me daba todo igual… me impresionó la oscuridad interminable de la grieta, de esa boca de lobo desdentada pero mortal.
Al final de toda la sección de avalanchas y grietas nos tomamos un té y un rato de descanso físico ya que psicológicamente los sonidos de la montaña no daban respiro. Lucho con mi cabeza para mantener la calma y la tranquilidad, frente a los pensamientos, la suposición, el miedo, la incertidumbre. Siento miedo a la muerte y esto me relaja. La acepto. Pero se que no es ahora. Se que tengo que seguir luchando, porque quedarse quieto es morir.
Seguimos caminando ahora de noche y con frío, me tranquilizó un poco ya que todas las grietas son en “A” (el inusual calor acaecido a permitido este fenómeno poco común en Patagonia) y el frío ayuda a que aguanten mejor. Finalmente sobre las 3 de la mañana estamos de nuevo en piedra negra. Ahora por fin, cumpliendo con lo que soñábamos durante todo el camino, llegar y comer una rica pasta…
By Pipeta

lunes, 26 de marzo de 2012

Argentina parte V-ataque final



EL ATAQUE FINAL

La previsión daba muy buena esta vez y la ventana se presentaba inusual con 5 días buenos. Yo ya había perdido uno de ellos, ya que no se hizo el rescate del cuerpo de la chica, así que me encontraba de nuevo en pista.

Mi desesperación empezó a pesarme cuando, pasado el primer día de ventana, no pude conseguir un compañero con el nivel y la experiencia suficiente como para escalar el espolón Casarotto por la vía “mate y porro” como objetivo. Muchos trabajaban, otros ya tenían planes o cordada… Es difícil entrar en estas montañas con gente que uno no conoce como escaladores y personas. Aquí nuestra intuición es la única que nos marcará el camino correcto y por ende el éxito en una gran pared.

Me paso el primer día de buen tiempo recorriendo el Chaltén en un acto desenfrenado por encontrar un partner y no lo consigo!… Estoy casi a punto de aceptar subir con un Canadiense suicida que cuando le pregunto que equipo tiene me contesta... “ 15 cintas y una cuerda de 70”… reacciono a tiempo y le digo que no!…(o que me pague para guiarlo, ya que sería como ir a trabajar . ja ja ja...)

Mi compañera, D`anchú, aunque es una buena escaladora y montañera, no tiene la suficiente experiencia como para afrontar este desafío y por eso no pienso en ella para esta salida, pero su motivación y ganas de vivir la escalada patagónica es tan alta que, luego de un rápido repaso de maniobras básicas, decido asumir los riesgos y encarar la vía junto a ella.

Salimos esa misma madrugada hacia piedra negra…En el camino barajo alternativas... la aguja Mermoz...o Guillaumet con vía menos comprometidas pero no lo comento. Dudo sobre asumir toda la responsabilidad ya que soy quien tiene más experiencia. Dudo sobre que pasaría si algo me sucede a mi…

Seguimos caminando… Llegamos a los vivacs sobre las 11hs. Tomamos un pequeño descanso y allí nos encontramos por casualidad con 3 brasileros que tenían la intención de hacer la misma vía que nosotros, pero justo allí 2 de ellos cambiaron de plan y Guillermo, a quien había conocido unos días antes en los bulders de la “vaca muerta”, se estaba quedando con cara de asombro entre desilusión y tristeza, ya que era él quién más motivado estaba por subir el espolón al Fitz y este repentino cambio lo dejaba mal parado.

Me había gustado su entusiasmo y “grinta”(como definen los italianos) a la hora de hacer bloque además de su cordialidad y compañerismo para cuidar al que escalaba. Aunque no sabía que cantidad de conocimiento o experiencia tenía en estas u otras montañas, aquí la calidad de las personas muchas veces importa más que si son supercracks de las rocas …

Cuando vi la situación, fui sobre el directamente y casi desafiante:

- vamos a mate y porro?

- Ya mismo- contestó sin reparos

- Dame la mano . le digo

- Trato hecho me dice – su mano se sintió firme y convincente.

Sin saber quién era realmente aquel escalador, y solo guiado por la energía, la motivación, la unión de intereses... La suma de factores que definieron nuestro camino allí en ese pequeño paraíso…Finalmente la cordada estaba cerrada y lista.

Revisamos equipo y pensé…”esto estaba escrito en algún párrafo de nuestro destino, ya que lo que él tenía de material técnico, completaba lo que a nosotros nos faltaba”, así que 1h más tarde la nueva familia ya estaba subiendo hacia el paso del cuadrado y encaminándose hacia la vía.

continuará...

martes, 20 de marzo de 2012

Argentina parte IV- El Chaltén







ARGENTINA PARTE IV

Chaltén. Las montañas del fin del mundo.

Llegamos a la tarde y no conocí el lugar!! Ya no estaba aquel pueblo de calles de tierra y pocos habitantes con la pulpería gaucha y esa falta de medios que hacía de aquello, algo parecido a estar en una famosa serie del lejano oeste, en donde encontrábamos mitos de la escalada, grandes maestros del alpinismo entremezclados con los gauchos y algún que otro paisano local. Allí, debajo de unos nylons enlazados con palos y alambres en las desafortunadamente desaparecidas cabañas del campo bridwell donde se fraguaron tantas aventuras. Sitios mágicos e históricos donde pasaron tantas horas de humedad, de frío que compartidas con amigos hacían de aquello un hotel cinco estrellas. Cuantos sueños hechos realidad o intentos frustrados por las fuerzas de la naturaleza que se palpaban y vivían en la Patagonia de aquellos años. Recuerdo las escasas luces de las calles. Penumbras misteriosas donde se escondían aventuras y desventuras en esas noches cerradas que hacían más profundas las caminatas y agrandaban las estrellas…

Entro en el Chaltén y, dejando por un momento esta melancolía y romanticismo, empiezo a rastrear viejos conocidos y amigos que quizá están en el pueblo…

En la primer agencia de guías de montaña que veo entro y disparo un par de nombres. Bingo! me dan el contacto inicial… Gran sorpresa se llevó Leo (el cabezón) cuando me ve entrar en su casa. Un apretón de manos y allí mismo me dan la noticia de que un gran amigo y compañero (el tío) Andy Casal, está en el pueblo y bastante repuesto de su accidente acaecido en el cerro Fitz Roy hace unos años y del cual fue rescatado con vida, rompiendo así la estadística local, ya que todos los accidentes hasta ahora registrados no han tenido final feliz. Luego más gente, El (Capi) Fernando Irrazabal, un grande de la escalada argentina y personaje de primera quién amablemente nos brindó lugar en su casa. Así fueron sucediendo las cosas por lo que en 1hora ya estábamos bien ubicados y listos para la aventura.

17 de enero. Primera ventana. Ataque I (Paso del cuadrado).


Salimos de Chaltén en auto 18km. dirección lago del desierto. Justo en el gran puente de hierro y palos que parece de la prehistoria, empieza el sendero que, en 2 hs de camino bastante plano nos deja en Piedra del Fraile. Luego subiendo a la izquierda en una subida de 4hs y unos 1500m de desnivel que no dan descanso, llegamos a los vivacs de piedra negra. En el primer ataque, subí con el “Tío” Andy y con la idea de escalar el espolón Casarotto por la vía “Mate, porro y todo lo demás”. Habíamos chequeado la previsión del tiempo y se esperaban 2 días buenos!!


Desde piedra negra mirábamos como las nubes tapaban el paso al que con 1h más de subida por glaciar y roca llegamos. Allí desde el col donde en un día bueno se podría ver todo el glaciar norte del Fitz, parte del paso Marconi al Hielo Continental, las agujas de la Polone, el Pierregiorgio, la Mermoz,y todo el cordón del Torre; lo único que veíamos era una interminable masa de nubes y un viento helado que nos envolvía y mojaba.

El tiempo no se comportó de acuerdo a lo pronosticado y luego de una hora de espera en silencio y frío húmedo nos miramos con cierta tristeza, ya que teníamos muchas ganas de escalar, y decidimos volver a Chaltén. Sabíamos que dormir en malas condiciones puede ser decisivo y peligroso, ya que afrontar una vía de las características y dificultades que teníamos en mente, con una mala noche encima, conllevaba asumir riesgos y sufrimientos innecesarios… Nos miramos y nos dimos cuenta de que con la experiencia y el tiempo hemos aprendido a dar marcha atrás en el momento justo. (aunque haya costado una hora de silencio en medio del vendaval, tomar esa decisión).

-7hs más tarde, a la 1am, estábamos nuevamente en Chaltén.-

Nada más llegar me entero de la noticia... 19-01. 2AM

Estoy sin sueño. Hubo un accidente. A dos largos de la cumbre en la vía de los Austríacos a la aguja Sant Exupery el compañero de cordada de la pobre accidentada, tiró o se le arrancó (parece ser) un bloque que dio en la cabeza a su compañera. Rolo y Colin, los más fuertes de la zona, salieron para subir a la vía e intentar llegar hasta la chica accidentada. El pronóstico del tiempo es muy malo. Ella tenía un golpe en la cabeza bastante grave, sangraba por los oídos y la boca. Su compañero la dejó para bajar a pedir ayuda. Por ahora todo es dudoso!!!. Todos pensamos porque no la bajó?.. Será porque no tenía el conocimiento? O porque entró en shock? O lo que sea… No quiero juzgar la actuación…La cosas sucedieron con bastante misterio…De cualquier manera no puedo dejar de pensar en esa guerrera que está luchando contra dos noches de frío patagónico, en zapatillas de escalada y sin agua… Me siento impotente de no poder hacer nada… Estoy demasiado lejos. Hay si el destino me hubiera dado la oportunidad de esta cerca de allí… Porque estoy en el Chaltén ahora?…ojalá hubiera estado cerca cuando pasó esto. Ojalá estuviera cerca alguien mas…Por ahora solo esperar resta a que nuestros superhombres, porque lo son, ya que en este momento estarán pasando una noche realmente muy fría y comprometida, allí en la pared, tengan la fuerza suficiente como para llegar mañana temprano hasta Ella…

Por ahora los comentarios de la mañana y gracias al helicóptero que casualmente está por la zona, perteneciente a una marca conocida está haciendo una producción publicitaria, en el que con una super cámara filmaron la zona sin poder ver nada a simple vista, y que cuando hicieron zoom en el vídeo, pudieron ver ese punto rojo desenfocado y alejando del lugar donde la habían dejado. Allí estaba y movía débilmente la mano como diciendo “acá estoy, no me rindo, no me dejen”!!

La lógica nos dice que es inútil, que ya está muerta y que no hay nada que hacer. Esta noche es muy fría y ha entrado una tormenta que durará un día más. Pero el corazón montañero nunca abandona ninguna posibilidad y se lanza desinteresadamente y desesperadamente en busca de ese compañero que está sufriendo allí arriba, y quién ha estado allí, sabe lo duro y desesperante que quizá pueda ser una agonía de este tipo.

19-01 13hs…

La super cordada no pudo llegar. El frío y el mal tiempo permitieron que se fijaran 7 largos, pero esto no alcanzó… Ya se la da por muerta… Ya no quedan esperanzas.

Por casualidades de la vida, o fuerzas del destino, mañana partiré junto al excompañero de esta tragedia a cerrar un capítulo.

Vamos a subir a buscar el cuerpo y a despedir a esta guerrera de la paredes, a esta wall fighter que deja su cuerpo, su corazón y su espíritu allí arriba. Su alma vagará eternamente por estas maravillosas paredes, por estos inmensos glaciares, flotando con las ráfagas de viento huracanado. Ahora ella es parte del todo.

Yo pienso. Que increíble. Volveré a la aguja en donde tuve mi primer gran experiencia de alpinismo, donde a 700m del suelo se nos trabaron las cuerdas, donde pasé la noche más fría de mi vida sentado sobre el hielo, donde pude vivir o morir, donde pude sentir los verdaderos valores de la vida, las cosas verdaderamente importantes, donde pude sentirme vivo de verdad.

Me siento como si tuviera una deuda con esta pared que me dio tanta experiencia y que en cierta manera me perdonó la vida. Siento que de esta manera, acompañando a este desafortunado, devuelvo algo de lo que se me brindó hace 15 años en esa fría noche de verano allí en la profundidad de estos gigantes.

20-01

Finalmente no fue necesario ir a buscar a nadie… el cuerpo ya no estaba en la pared. Quizá se soltó, quizá en un último y desesperado ataque de furia de hipotermia, cortó su cuerda y cayó al vacío… La cosa es que ya no está con nosotros. No en esta dimensión…

Ahora ella es parte del todo.

Continuará...

viernes, 16 de marzo de 2012

ARGENTINA PARTE III





















10-01-12.

Partimos de Piedra Parada con el tanque de gas-oil del coche averiado y medio reparado con un poco de pegamento bi-componente, mágicamente encontrado, en la charca de uno de los pocos habitantes que pueblan zona. Agradecemos el golpe de fortuna de poder encontrar, en medio del desierto, medios para salvar la situación. Paradígicamente, en Argentina, teníamos problemas para encontrar gas-oil, y más aún en medio de estas distancias. Me sentí un poco agobiado pero... otra vez a darle a la conducción. En 24hs de coche y 2000km hechos sin parar como locos desesperados detrás de las promesas de buen tiempo llegamos a:“El Calafate. Pequeña ciudad patagónica enclavada estratégicamente entre el famoso glaciar Perito Moreno y el pueblo de el Chaltén. Estas fueron en su momento, 2 de los lugares que más me impactaron durante mi primer visita a la Patagonia, hace varios años atrás...
Ahora encontré todo cambiado y mucho más urbanizado. El progreso no se detiene…
Compramos provisiones, tomamos una ducha caliente y nos entregamos a los brazos de Morfeo. Al siguiente, salimos por la mañana hacia el Parque los Glaciares. Difícil es transmitir con palabras, las sensaciones que los azules témpanos de hielo milenario que flotando en aguas color turquesa muy frío, nos petrificaban tan solo con su presencia, como ojos de Andrómada sentenciantes. Los ecos de las caídas, rebotando en kilómetros de extensión de hielo. Siento el frío viento patagónico en la cara. El olor intenso del aire fresco, puro y penetrante, entrando en los pulmones e inundandolo todo como un baño de eterna juventud. La paz y la serenidad de esa masa de millones de toneladas que, con imperceptible movimiento de vez en cuando deja caer algún que otro trozo. El hielo de dimensiones colosales y estrepitoso sonido… El glaciar avanza... Todo el hielo se desplaza hacia los lagos, todo se desplaza para morir en sus aguas,pasar de dimensión. Dejar de ser parte, de un ser por ahora inacabable; alimentado por los hielos continentales patagónicos como surtidor de la eternidad... Sigue creciendo y creciendo.

Caminamos unos 2 km por las nuevas pasarelas, estos senderos de metal que recorren unas cuantas terrazas montadas para la observación de esta maravilla.
Me sorprendió de que en el 2004 hubo un rompimiento y que ahora el famoso dique está cerrado nuevamente(el glaciar avanza y cierra el paso entre 2 lagos, creándose un desnivel de casi 20m de agua que rompe naturalmente) lo que anticipa un nuevo rompimiento para quizá el próximo año… esto me parece increíble en un momento en el que la mayoría de los glaciares está desapareciendo…
Muy lindo todo, pero me impresionó el cambio del parque, lleno ahora de pasarelas con un futuro hostel y servicios, más servicios!!.(hace 15 años era hermosamente salvaje).
La lluvia nos interrumpió el paseo así que vuelta al coche y volver atrás los 80 km hasta Calafate y continuar camino a El Chaltén distanciado 180km de camino que 10 años antes eran de ripio, ahora totalmente asfaltados ( como cambiaron los tiempos che!).

sábado, 3 de marzo de 2012






Argentina parte II

Calor! Calor! mucho calor!!!

Salimos de Córdoba en coche y llevamos 18hs sin pausa conduciendo en dirección Bariloche. Aunque es bastante largo el camino, solo hemos hecho un par de paradas para ir al baño y cargar combustible. El paisaje por el momento es monótono, desierto a la izquierda, desierto a la derecha; llanuras y mesetas que se funden en el cielo con alguna nube que prometa algo de agua… ojalá lloviera!!

Nuestro destino es escalar en la famosa zona de granito y fisuras del Refugio Frey, ubicado tras el Cerro Catedral, donde la buena roca nos brinda una escalada de calidad con un clima bastante estable. Luego el plan es bajar hacia el Sur en búsqueda de la renombrada “Piedra Parada”, fantástica piedra a modo de menhir de 220mts de alto en medio del desierto, pasando antes por El Bolsón y Lago Puelo.

Desde allí, la idea en principio es una excursión de reconocimiento a los salvajes valles del Río Turbio y si no hay buenas condiciones climáticas, el plan alternativo será viajar a Chaltén a escalar allí, si es que el clima lo permite.

Unos 300 km antes de Bariloche, nos desviamos del plan original para recorrer parte de la ruta de los 7 lagos, visitando Junin de los Andes y San Martín de los Andes. Luego nos desviamos por 50 kilómetros de ripio (carretera de tierra y piedra) para cruzar hacia el Valle Encantado por el parque Nacional Lanín, sitio idílico que nos sedujo a hacer un alto en el viaje. Montamos tienda y a dormir al lado de uno de los lagos del parque donde se reflejaba un circo de naturaleza y montaña imponente.

Al siguiente día completamos el tramo de ripio, que ya se sentía interminable, y que nos dejó en el Valle Encantado. Luego tomamos la ruta principal hacia Bariloche al que arribamos sobre el mediodía. Allí compramos provisiones y las 4 de la tarde ya estábamos subiendo por la picada (sendero) que conduce al Refugio Frey. La subida de 4-6 hs con calor agobiante y molestos tábanos se hizo un poco penosa, sufrimos un poco, hasta que divisamos las agujas de granito de la zona. Allí todo el sufrimiento pareció desaparecer y las piernas aceleraron el paso...

Ya estamos en Frey. Montamos la tienda de campaña y a disfrutar por un par de días. Escalamos la Aguja Frey y la Aguja Principal, donde tuve el privilegio de sentarme a solo 2m de un Cóndor!!! pude casi sentir sus pensamientos. Confieso que quedé atrapado por la belleza, presencia, la elegancia del rey de los vientos patagónicos.

Al 3er día de escalada, es decir, el 31 de diciembre, decidimos bajar y partir hacia Piedra Parada a pasar el año nuevo. Nos separaban 3hs de caminata, 180km de carretera y 80km de camino de tierra, tomamos un par de mates (bebida vigorizante) y salimos en búsqueda de más aventuras. A las 00hs de ese mismo día estábamos brindando con D´anchú frente de la hermosa Piedra Parada con el río corriendo a nuestros pies… Feliz Año Nuevo…

Allí, enclavado en el medio del desierto y la estepa , surge como por arte de magia un pequeño oasis formado por un cañon rocoso con paredes de hasta 200m: un río abundante y caudaloso, el Rio Chubut, y la Piedra Parada con sus 220m de altura clavada a modo de menhir vigilante, incansable centinela del valle…

Estuvimos una semana. Allí probé un 8a de la zona y me caí en la cadena al segundo intento. Finalmente lo encadené al 3er pege.

El calor era demasiado por lo que no nos quedamos mucho tiempo, sin embargo la motivación hizo que hicieramos 2 intentos a la aguja de la virgen con un buen escalador que conocí allí muy buena onda ( buen rollo). Digo intentos porque la única via de la aguja, no tenía repeticiones (suponemos) visto el estado horripilante de la roca, que se desprendía a trozos, y por no encontrar marcas o huellas de otros escaladores. Creo que nunca había escalado tan mala calidad de roca y por tantos metros. (Eso sí, la vía está muy bien protegida). Como decía; en el segundo intento llegamos a unos 20m de la cumbre punto del que decidimos bajar ya que, además del cansancio mental de tener que escalar 7hs rompiendo cantos de pies y manos, estar todo el tiempo al borde del vuelo, tener los ojos y la ropa llena de roca que el compañero tiraba, no nos quedaron cantos para pasar en nuestro intento puramente en libre. Quizá el largo salga, limpiando un par de lajas peligrosas a la izquierda, sobre el 8a/8ª+… A ver quienes serán los siguientes aventureros que intenten repetir esta vía.

Aunque el calor nos agotó un poco, disfrutamos mucho del estado de conservación y pureza que la zona goza, Pienso ahora… que pasará aquí luego del rock trip??? (Si es que se hace). Espero sea respetada la naturaleza y el lugar, como una manera de demostrar que estamos en un salto de conciencia y no en vías de extinción…

By Pipeta

























viernes, 24 de febrero de 2012

LOS MOGOTES






































Capilla del Monte. Córdoba.

LOS MOGOTES

Situados a 2km de la famosa localidad de Capilla del Monte, famosa digo porque allí dicen se abrió este año, el primer portal cósmico del 2012, entre tantas otras cosas… En esta zona de Argentina, platillos voladores, alienígenas y luces desconocidas son el común denominador local además de las habladurías y testimonios de los paisanos.

La energía del lugar, acoge al visitante impregnándolo de sensaciones extrañas.

Allí bajo del dominio del cerro Uritorco como paisaje de fondo (donde se dice está encerrada la ciudad secreta de “Erks, bajando hacia una hondonada donde no parecen existir paredes donde escalar, encontramos un pequeño paraíso; paredones, fisuras y placas aparecen cuando descendemos por el camino, hasta llegar a la base de las paredes.

Para mi este sitio es un templo, un lugar sacro. Me cuenta un viejo poblador que allí hay un cementerio indio (llamados así por los conquistadores) y que las almas deambulan en la noche, como incansables centinelas de esas piedras. Muchos turistas vienen al lugar para visitar el conocido Paso del Indio, un bloque con una chimenea que a veces nos recuerda el canal de parto, por el que hay que arrastrarse un poco para pasar además de sentir cierta claustrofobia.

Cada vez que voy a escalar a esta zona, siento como si mis baterías biológicas se recargáran, ya que el lugar tiene algo raro y especial… (aunque nunca haya visto a ningún extraterrestres jaja…)













Disfruto de lo bueno del lugar, pero me cuesta y me entristezco mucho cuando veo que nosotros, los llamados humanos (raza en teoría civilizada y pensante) arrasamos con todo paraíso terrenal. Me entristezco cuando veo la inconciencia e ignorancia que no cuida el medio ambiente, la madre tierra. Me entristezco cuando veo a los mismos paisanos que cobran una entrada, “para mantener y limpiar el lugar”, tirar colillas al agua; vil demostración máxima de ignorancia y brutalidad… No lo soporto… Intento no odiarlos… Papeles, colillas y botellas de plástico abandonadas por doquier, por estos malditos distribuidores de semillas de egoísmo y desprecio por nuestra hermosa y benévola naturaleza…Aunque intento ser positivo, no logro superar la tristeza por la falta de sensibilidad general por el medio ambiente, la falta de empatía con todo. Dentro de este despreciable contexto, tuve una grata sorpresa, al ver que unos turistas de entrada edad recogían botellas de plástico abandonadas y se las llevaban. Los detuve, los saludé y les agradecí por darme una alegría, un brote de esperanza en estos días que vivimos…

Afortunadamente la belleza de la zona y las preciosas fisuras que esta escuela nos regala, me atraparon y llevaron hacia este mundo vertical no alcanzado por las masas contaminantes. Allí siento hallar un sitio todavía limpio, resistiendo a la masacre humana y esperando ser ayudado, preservado.

Los Mogotes, es una escuela de granito donde las fisuras y la escalada limpia predominan. En los últimos años, se han equipado muchas vías deportivas con chapas en placas tumbadas que, aparentan ser muy fáciles pero esconden secretos y pasos donde vas a resoplar y apretar. El grado está bastante ajustado y las vías pueden alcanzar los 100m, pero la mayoría de ellas son cortas (entre 15 y 20m) con pasos a bloque en casi todas.

Aproveché este viaje para realizar un antiguo proyecto, equipado hace unos 15 años, con solo un encadenamiento durante todo este tiempo. Ya ni recordaba lo que una vez escalé, ya que hice un intento arrastrándome por sus secuencias en aquella época; Ahora me intrigaba ¿como sería el volver allí?, ¿hacer esos pasos que hace tanto tiempo intenté resolver?…

Así encaré a Shot the monkey ! vía mixta de fisura y placa dividida en dos partes bien diferenciadas: el primer largo tranquilo y tumbado y el segundo, que puede ser un buen 7c, formado por una preciosa fisura de dedos con un paso de bloque al final, en salida de canto pequeño y slab. Grande fue mi alegría y sorpresa al encadenar en el segundo intento este proyecto, que es para mi punto de vista, una de las mejores vías de los Mogotes y quizá esté entre las mejores de la Provincia de Córdoba… Una vía de 5 estrellas!!

Confieso me inspiró mucho tener allí, esperando en la reunión del primer largo, a mi hija de 5 años diciéndome “ venga papá, hazlo rápido y vámonos que estoy cansada…”

By Pipeta